13346432_1373770299305025_967488113045739325_n

¿Por qué les dan tanto miedo los petardos?
El animal siente miedo ante un estímulo del cual no puede identificar su procedencia exacta y además, vaya donde vaya, no puede huir de él. Esto hace que muestre una respuesta de estrés, en ocasiones severa.  Los síntomas que a menudo se presentan son jadeo, vocalizaciones, desplazamientos, temblores, eliminación inadecuada, destructividad, e incluso en ocasiones, agresividad.

¿Qué podemos hacer?

  • Creación de una zona segura. Será un lugar donde el perro se pueda esconder cuando sienta la necesidad de huir de lo que para él es una amenaza real (los petardos). Para ello, podemos utilizar una zona que el perro ya haya escogido previamente (debajo de la cama, en el baño), o bien, crear una nueva. Escogeremos la zona, que debe estar en una habitación lo más insonorizada posible, podemos utilizar una caja de cartón y cubrirla con mantas. Una vez elegida, debemos acostumbrar al perro progresivamente a estar allí, esto lo haremos dándole comida allí, dejando sus juguetes, proporcionándole caricias en esa zona…el objetivo es que sea un lugar agradable y seguro.
  •  Insonorización. En la medida de lo posible debemos intentar que los sonidos lleguen con la menor intensidad. Para ello, debemos cerrar las ventanas, bajar las persianas, y también podemos encender la televisión o la radio para minimizar el ruido externo.
  • No reforzar el miedo. Debemos ser una referencia de calma para nuestro perro. Permaneceremos tranquilos, sin darle más importancia a lo que está sucediendo fuera, para que de esta manera, nuestra mascota entienda que si nosotros estamos tranquilos, él puede estarlo también, no tiene de qué preocuparse.
  • Nutraceúticos y feromonas. Son compuestos, que administrados con antelación, pueden ayudar a que nuestro perro esté más calmado cuando llegue ese día. Recomendamos empezar a darlos, al menos 15 días antes de los eventos negativos. Consulta con tu veterinario si quieres utilizar algunos de ellos.
  • Medicación. Existen ciertos psicofármacos que pueden ser utilizados para tratar de que nuestro perro no sufra tanto este día. Siempre ha de hacerse bajo la supervisión de un veterinario.

 

¡Nunca!:

Debemos castigar a nuestro perro por expresar miedo.

Debemos dejar al perro en el jardín o patio, expuesto sin cobijo a los petardos (o tormentas).

Tratar de acostumbrarlo de manera brusca a los petardos, eso se llama inundación, y los resultados pueden ser fatales.

Debemos administrar la tradicional “pastilla de los petardos” (acepromacina).

Leave a Comment